Ilumina tu estudio

Algunas actividades como la lectura, el estudio y el trabajo requieren un tipo específico de iluminación que permita prestarles toda la atención que se merecen.

Le ofrecemos una selección de lámparas de sobremesa que iluminarán tu escritorio de una forma óptima. Recomendamos especialmente las que llevan bombillas de bajos consumo o Leds.

LUZ Y PRODUCTIVIDAD

Varios estudios han demostrado que existe una relación directa entre la luz y la productividad. Cuando los ojos reciben la luz suficiente, permanecen enfocados más fácilmente. Eso significa que un tipo de iluminación adecuada te permitirá ser más productivo, y reducirá la posibilidad de que surjan problemas de tensión ocular, fatiga y dolores de cabeza.
Siempre que sea posible deberíamos aprovechar la luz natural. Ésta debería ser frontal, no desde atrás ya que podríamos taparla con nuestro cuerpo.
En el caso de no ser posible trabajar con luz natural, debemos optar por utilizar la luz artificial. Combinaremos la luz indirecta o ambiental de la habitación con la luz directa de una lámpara de sobremesa. Lo aconsejamos ya que el contraste de la luz de la lámpara de sobremesa y la oscuridad de la estancia dañaría gravemente nuestros ojos.
Es muy importante que la luz esté dirigida allí donde se necesite. Las luces direccionales se han diseñado para permitir que el ángulo del haz de luz se pueda dirigir fácilmente.
La luz cálida no se recomienda para estudiar o para leer porque provoca más cansancio en la vista. La luz de día o fría son las más recomendadas para estudiar por parecerse más a la luz natural y cansar menos los ojos.